La delimitación de las zonas marítimas entre Grecia y Turquía debe llevarse a cabo mediante el diálogo y sobre la base del Derecho Internacional, fue el mensaje enviado por los representantes del Gobierno, el Parlamento, los Gobiernos Locales, el mundo académico, así como los diputados y senadores de la diáspora griega, miembros de la Unión Interparlamentaria Mundial del Helenismo -organización formada por diputados y senadores de origen griego elegidos en 28 países- durante la conferencia sobre "El Derecho del Mar y las posiciones de Grecia y Turquía sobre la delimitación de las zonas marítimas en el Egeo" celebrada en Kastelorizo. La conferencia fue organizada por la Asociación Interparlamentaria Mundialdel Helenismo (Παγκόσμια Διακοινοβουλευτική Ένωση Ελληνισμού), en colaboración con la Región del Egeo Meridional y con el apoyo de Secretaría General de Diáspora Griega y Diplomacia Pública del Ministerio de Asuntos Exteriores de Grecia.
 
Kast1
 
Los discursos principales fueron pronunciados por Ioannis Chrysoulakis, Secretario General de Diáspora Griega y Diplomacia Pública del Ministerio de Asuntos Exteriores, Georgios I. Noulas, Politólogo - Experto en Relaciones Internacionales, Doctor de la Universidad del Egeo, abogado de la Unión Interparlamentaria Mundial del Helenismo y Asesor Jurídico, y Angelos Syrigos, Viceministro de Educación y Asuntos Religiosos y Profesor Asociado de Derecho Internacional y Política Exterior. Los saludos formales fueron extendidos por Leonidas Raptakis, Senador de Rhode Island y Presidente de la Unión Interparlamentaria Mundial del Helenismo , Savvas Anastasiades, Presidente del Comité Permanente Especial de la Diáspora Griega, Alkiviadis Stefanis, Viceministro de Defensa Nacional, Kostas Chrysochoidis, Vicegobernador Regional, en representación del Gobernador de la Región del Egeo Meridional George Hatzimarkos, Stratos Amygdalos, Teniente de Alcalde de Megisti (Kastellorizo) y Demetries Grimes, Veterano Comandante de la Marina de los Estados Unidos. También envió un mensaje el ex presidente de la República Helénica, Prokopios Pavlopoulos.
 
kast2
 
El Sr. Chrysoulakis comenzó destacando el hecho de que Grecia ha ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) desde 1995, y señaló que los recientes acuerdos entre Grecia, Italia y Egipto sobre la delimitación de sus Zonas Económicas Exclusivas demuestran el respeto de los países mediterráneos por el Derecho Internacional. "En el caso de Turquía, sin embargo, vemos actividades persistentes, ilegales y agresivas contra Grecia en el Egeo y el Mediterráneo Oriental y contra Chipre en el Mediterráneo Oriental. Grecia afirma enfáticamente que estas pretensiones turcas ignoran descaradamente los ipso facto y ab initio derechos soberanos de Grecia en esa zona marítima. En concreto, basándose en el principio bien establecido del Derecho del Mar, las islas, independientemente de su tamaño -como esta hermosa isla en la que estamos reunidos hoy- tienen pleno derecho a una zona costera, una plataforma continental y una Zona Económica Exclusiva, como cualquier otro territorio". Continuó afirmando que "con respecto a Kastellorizo en particular, rechazamos los argumentos de Turquía y nuestra posición es clara: Kastellorizo no está "a 500 kilómetros de la Grecia continental", ni es una "anomalía geopolítica" o una "pequeña isla que crea problemas", como se ha afirmado repetidamente en el pasado. La isla goza de derechos inviolables en virtud del Derecho del Mar, que nuestro Gobierno defenderá ante cualquier provocación. Por lo tanto, nuestra presencia aquí hoy no es sólo simbólica, sino que es una afirmación de la unidad de nuestro país de norte a sur, de este a oeste, que es un escudo que protege a nuestro país, al tiempo que afirma nuestro compromiso con la paz y la estabilidad". El Sr. Chrysoulakis concluyó señalando que "hemos demostrado en repetidas ocasiones nuestra voluntad de resolver cualquier problema con nuestros vecinos, en lo que respecta a la delimitación de las zonas marítimas en el Egeo y el Mediterráneo oriental, mediante el diálogo y de acuerdo con el derecho internacional, pero no bajo condiciones de presión y amenazas militares. Grecia sigue abierta a una agenda positiva y centra sus esfuerzos en contribuir a la paz y la estabilidad regionales, salvaguardando al mismo tiempo sus derechos e intereses soberanos.
 
 El Sr. Noulas, por su parte, señaló que "es cierto que en 2020, la postura griega frente a las provocaciones de Turquía cambió y, en particular, hubo una aplicación adecuada del acervo europeo, que llevó al reconocimiento de Evros y el Egeo como la frontera oriental de Europa y no sólo como la frontera greco-turca. Grecia no tiene ninguna razón para negociar sobre asuntos plenamente establecidos por textos jurídicamente vinculantes con Turquía, un país que plantea constantemente cuestiones para resolver, impugnando directamente los derechos soberanos de Grecia. De hecho, la continua retórica de Ankara sobre la revisión de los textos legales que vinculan a Grecia y Turquía demuestra sin lugar a dudas la intención directa de Turquía de no cumplir con el derecho internacional y los tratados a los que está obligada. Grecia tiene toda la razón al reconocer un único litigio que debe resolverse con Turquía de forma pacífica y jurídicamente vinculante para ambos países, como estipulan explícitamente y sin ambigüedades los convenios internacionales y el Derecho del Mar".
 
El Sr. Syrigos, por su parte, ofreció una cronología de la evolución de las reivindicaciones turcas en el Mediterráneo Oriental desde 2004 hasta la fecha, se refirió a las propuestas de Ankara para la delimitación de las zonas marítimas con Egipto, Líbano e Israel y se centró en el memorando turco-chipriota sobre la delimitación de la ZEE. "Para Turquía, la firma de dicho acuerdo fue un movimiento estratégico", subrayó, "ya que hasta ahora ha estado dando su propia interpretación a los estatus legales existentes previamente establecidos por los tratados internacionales. A partir de ahora tiene su propio tratado que intenta crear un nuevo estatus jurídico". De un tiempo a esta parte, Turquía "ha subido la apuesta", añadió, "con una nueva actitud, motivada por visiones tanto irredentistas como irreales, propensa a la tensión, despreciando el derecho internacional, y no duda en recurrir a la acción militar cuando se encuentra en situación de hacerlo". Tras mencionar el acuerdo de delimitación de la ZEE firmado por Grecia y Egipto, las posteriores reacciones turcas y la nueva alianza regional que ha surgido y se opone a las ambiciones neo-otomanas de Erdogan, que se extiende desde Francia hasta los Emiratos Árabes Unidos, Syrigos concluyó valorando el acuerdo greco-egipcio: "Aunque la firma del acuerdo con Egipto desencadenó la crisis más larga de las relaciones greco-turcas, el principal beneficio para Grecia es que a partir de agosto de 2020 forma parte de un tratado internacional que cubre las zonas marítimas reclamadas por el memorando turco-turco. Esto crea un conflicto internacional de fronteras marítimas que, técnicamente, limita el margen de maniobra de Turquía. También permite la presión diplomática. Además, el acuerdo con El Cairo será una poderosa arma diplomática si la cuestión de las zonas marítimas se lleva a la Corte Internacional de Justicia. Sin embargo, no resuelve la cuestión de la delimitación en el Mediterráneo Oriental, ni la disputa con Turquía. Sólo se puede llegar a una solución definiendo todas las fronteras marítimas de la región. Como no se puede llegar a un acuerdo sobre la delimitación, debido a las impugnaciones de Turquía, la única solución es un recurso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya".
 
El Sr. Stefanis subrayó que "fue con un sentimiento de gran honor y especial alegría que asistí a la conferencia sobre el Derecho del Mar, en esta frontera griega de importancia crítica que es Kastellorizo. Sin duda, el Derecho del Mar funciona hoy en día como un medio para controlar el uso arbitrario de la fuerza y para defender nuestras fronteras, que son también las de la UE. Nuestros derechos de soberanía marítima son constantemente violados, con el uso de amenazas ilegales y la promoción de interpretaciones erróneas del derecho internacional. Turquía está ignorando descaradamente los principios fundamentales, tratando de socavar los cimientos de la estabilidad en la región en general. Nuestro país está respondiendo a esta actitud provocadora con determinación y haciendo valer sus derechos. Tenemos unas fuerzas armadas capaces y muy bien entrenadas, que actúan como un poderoso instrumento de disuasión contra cualquier tipo de amenaza".
 
Por último, el Sr. Raptakis señaló que "nosotros, los senadores y diputados electos de la diáspora griega, miembros de la Unión Interparlamentaria Mundial del Helenismo de 28 estados, transmitiremos a nuestros respectivos países las posiciones bien fundadas de Grecia sobre el Derecho del Mar. Es aquí, en Kastellorizo, donde yo, como Presidente de la Unión, y todos nuestros miembros, comenzamos nuestra lucha para dar a conocer a la opinión pública que Grecia sigue abierta a una agenda positiva mientras promueve la paz y la estabilidad regionales. También libraremos la batalla por el reconocimiento del Genocidio de los griegos pónticos".
 
 
 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Curso de griego moderno en línea por la Universidad de Atenas

Curso de griego moderno…

Diciembre 14, 2016

El Pireo: un destino cargado de historia

Greece 2021