Se trata de un río hermoso e impresionante, relacionado con diversos mitos e historias misteriosas de tiempos remotos. Conocido desde la época homérica, Aqueronte o Aquerón se asociaba con la muerte, ya que según la mitología griega, su corriente conducía las almas al inframundo. Su nombre proviene de la palabra griega «αχός» “ajós”, que significa sonido intenso y doloroso. Situado en el Epiro, al noroccidente de Grecia, atraviesa las unidades periféricas de Ioánina, Thesprotia y Préveza. En las montañas de la región Souli, a 1.600 metros de altitud, se encuentran algunos de sus manantiales más importantes. Creando a su paso paisajes de paz infinita y de belleza increíble, el río mítico sigue su viaje eterno hasta el pueblo Ammoudia donde desemboca al Mar Jónico.

aqueronte 2

En su orilla oeste está construido  el pueblo histórico Glyki, en el cual se han descubierto hallazgos del período helenístico y del Imperio bizantino. Desde allí, se puede explorar el río y los alrededores y organizar varias excursiones. Cabe destacar que muchas partes del río son accesibles a pie.  Cerca de Glyki, sobre una colina del pueblo Mesopótamos, se encuentran las ruinas de un Necromantío (en griego νεκρομαντείο) es decir oráculo de los muertos. A lo largo del río, los bosques densos y sombreados con sus antiguos plátanos y los helechos, las rocas verticales enormes y las numerosas aves, todo eso crea un ambiente evocador de gran hermosura. Las aguas crecidas por las lluvias durante el invierno y bajas durante el verano, forman charcos y estanques. Vale la pena señalar, que el ecosistema de la región está protegido con Natura 2000.

aqueronte 1

Por último es un destino ideal para los amantes de actividades naturales como rafting, cayak, canoa,  barranquismo o cruceros en barco. Además muy divertido es el ciclismo en las orillas del río, así como la natación para aquellos que pueden soportar  las aguas heladas cristalinas. Los visitantes pueden incluso realizar  paseos a caballo y llegar hasta los manantiales a través de una trayectoria maravillosa.

C.S.