Las estatuas y esculturas al aire libre forman parte integrante del paisaje urbano de una ciudad e interactúan con su entorno urbano-arquitectónico. Atendiendo a criterios sea de simbolización, evocación o simplemente de ornamentación, revelan sin duda la importancia histórica, cultural y artística de la ciudad que las acoge. En Atenas, dada su milenaria historia, predomina la vertiente histórica en casi todas sus estatuas y monumentos escultóricos al aire libre. Ubicados en distintos lugares de la ciudad -calles, parques, zonas peatonales, edificios públicos o centros culturales-, representan a grandes personajes de la historia contemporánea del país, evocan a filósofos o dramaturgos de la Antigüedad, aluden a grandes símbolos ideológicos, despiertan la memoria colectiva o simplemente expresan el universo estético-creativo de cada artista siempre en relación con el enclave en el que están colocados.

Mención aparte merece la Gliptoteca Nacional instalada en el antiguo edificio de las caballerizas reales, en medio de un amplio entorno verde y ajardinado, el parque de Gudí. Igualmente las esculturas expuestas en las estaciones del metro, creando un museo de arte contemporáneo único al lado de las antiguedades que vieron la luz durante las trabajos excavatorios para la construcción del metro.

Se trata de un conjunto de 400 piezas de diversos tamaños, dimensiones y materiales, fotografiado por el grupo activista ATENISTAS (http://www.athenssculptures.com/). Por razones obvias de espacio hemos hecho una selección entre aquellas que más cautivan la atención y el interés de la gente por su estética, su carga histórica o su simbolismo, invitando a nuestros lectores a descubrir el resto:

El perro cazador

perro cazador

Empezamos por el barrio de Kipseli y su famosa calle peatonal Fokíonos Negri, frecuentada por artistas y jóvenes por sus amplias zonas verdes y su peculiar pasado en el que se conocía como el “Broadway de Atenas”. En su jardín destaca la estatua encantadora de un perro blanco, obra del escultor Evripidis Vavuris, que desde 1940 que se colocó en la plaza se ha convertido en punto de encuentro entre los amantes de animales que salen todas las tardes en compañía de los simpáticos cuadrípedos.

Teódoros Kolokotronis

kolokotronis

Delante del edificio del antiguo Parlamento griego, actualmente Museo Nacional de Historia, se erige la estatua de Teódoros Kolokotronis, uno de los principales héroes de la Guerra de Independencia de Grecia. Creada por el artista Lázaro Sojos (Sohos), es considerada como una de las obras más destacadas de la escultura neohelénica. La estatua fue esculpida en París, entre 1891-1895 en un taller del bulevard Saint Michel concedido a Sojos por el escultor y pintor francés Antonin Mercié. Del molde original se han hecho dos copias, una la de Atenas y la otra en Nauplia. Ambas están hechas de latón, que proviene de los grandes cañones que se usaron para la defensa de la Palamidi, fortaleza de Nauplia durante la Guerra de Independencia de 1821.

Dromeas

dromeas

En una plaza céntrica por la que pasa el camino del Maratón, justo enfrente de la Pinacoteca de Atenas, se alza la modernista escultura de Dromeas (el corredor) cuyo autor es Costas Varotsos. Está enteramente hecha de hojas de vidrio verde colocadas una encima de la otra, dando la impresión de un corredor que demuestra su fuerza en movimiento. Al principio, la estatua había sido instalada en la plaza de Omonia, provocando todo tipo de reacciones por su particular estética. Finalmente, en 1994 se trasladó en su ubicación actual.

Monumento a la memoria de la revuelta estudiantil contra la dictadura

polytechneio

La enorme escultura figurativa en bronce que representa el rostro del historiador Nikos Svoronos, está expuesta en la entrada principal de la Escuela Politécnica de Atenas y es una donación del escultor Memos Makrís en homenaje a las víctimas de la revuelta de los estudiantes, en 1973, contra la dictadura de los coroneles. Las líneas simples y la melancolía reflejada en el busto estimulan un sentimeinto de introspección que caracteriza toda la obra de este gran intelectual griego.

Monumento del holocausto de Atenas

holocausto

En el barrio de Keramikós, cerca de la antigua necrópolis y las dos sinagogas de Atenas, existe el Monumento al Holocausto, una obra de Diana Magania, creada en 2010. Ubicada entre árboles y plantas provenientes de diferentes regiones de Grecia, la estrella de David esculpida en mármol amarillo con sus extremidades aisladas y alejadas del centro, simboliza la detención, las torturas y la exterminación de las comunidades judías griegas por los nazis. Cada extremo triangular lleva los nombres de las aldeas griegas masacradas en las que existían comunidades judias centenarias. Su proximidad al cementerio antiguo confiere una carga especial a esta obra excepcional.

Teseo salvando a Hipodamia

hipodamia

En el centro de la plaza Victoria, un barrio cosmopolita donde se mezclan gente de varios horizontes culturales, encontramos la majestuosa estatua "Teseo salvando a Hipodamia", obra del escultor alemán Johannes Pfuhl. Esculpida en Berlín en 1908, posee un enorme valor artístico y representa el combate del mítico rey Teseo rescatando a Hipodamia, esposa del rey Piritoo, de las manos del Centauro Euritión.

Discóbolo

discobolo

Frente al estadio Kalimármaro, al lado del parque Zapeion, está situada la estatua de Discóbolo (lanzador de disco). La obra de Constantino Dimitriadis representa la armonia del cuerpo y el movimineto de un joven atleta. La obra es bastante conocida entre los atenienses y los turistas , ha ganado el premio de oro de escultura en los Juegos Olímpicos de París de 1924.

Las estatuas de la plaza de Síntagma

estatuas syntagma

Terminamos nuestro periplo con las estatuas al aire libre en la emblemática plaza de Sintagma (plaza de la Constitución) donde varias obras en latón crean un ambiente bucólico y tranquilo en pleno centro de la ciudad. Un maravilloso ciervo orgulloso, el dios Hermes descansando, dos luchadores uno en cada lado de la plaza listos a emprender la pelea, un niño sentado comiendo uvas, constituyen un conjunto de alegría, la alegría de vivir y disfrutar de los placeres que regala la vida al aire libre de la plaza, igual que en las montañas y las costas griegas.

*Texto original: GrèceHebdo:Les statues d’Athènes: un musée à ciel ouvert 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Curso de griego moderno en línea por la Universidad de Atenas

Curso de griego moderno…

Diciembre 14, 2016

El Pireo: un destino cargado de historia