En los bordes del bosque de Chaidari, a 11 kilometros al noroeste del centro de Atenas, cerca de la Vía Sagrada, que desde la antigüedad lleva a la ciudad de Eleusis, en el sitio donde probablemente se encontraba un antiguo santuario de Apollo, se encuentra el monasterio bizantino fortificado de Dafní. Durante el siglo V, en el reinado de Justiniano (527-565) se construyó en el mismo lugar una basílica. Se formó un recinto cuadrado de 97 m. del cual la mayor parte de la pared norte, que originalmente media 8 m de altura, se preserva hasta nuestros días. Este primer monasterio, del que han sobrevivido diversos restos arqueológicos, fue abandonado durante las invasiones eslavas de los siglos VII y VIII. No fue sino hasta 1100, cuando el Imperio Bizantino alcanzó su apogeo bajo Alejo I Comneno, que ha podido levantarse de sus ruinas.
 
daf1
 
El monasterio está protegido por un impresionante recinto cuadrado, fortificado con torres y murallas, con dos puertas de entrada, en el lado este y en el lado oeste. La fase de su construcción original se remonta a la época bizantina, pero hoy en día, solo el muro norte evoca la forma de la fortaleza cuadrada original . Los cuatro lados, con una longitud de unos 98 metros cada uno y un grosor de poco más de 1 metro están reforzados internamente con grandes pilastras, sobre las que descansaban amplios arcos, algunos de los cuales se conservan hasta el día de hoy. Sobre los arcos se forma un perímetro, que rodeaba las murallas con los almenajes. Tres torres cuadradas reforzaban el muro norte, construido junto a la Vía Sagrada. Otra torre reforzaba la puerta oeste, que aún se conserva en ruinas, mientras hacia el este existía otra puerta con una torre interior, debajo de la puerta posbizantina, desde la cual hoy ingresa al sitio arqueológico el visitante.
 
daf2
 
Paralelas hacia los cuatro lados del recinto fortificado, pero a poca distancia de ellos, se conservan ruinas de edificios, tal vez de las celdas originales. En el interior de la fortaleza destaca el Katholikon, o sea el templo del Monasterio, y al norte se encuentran las ruinas de la Trapeza, o sea del comedor. En el lado sur del templo había un patio cuadrado de columnas con arcos, una sección de celdas y edificios auxiliares, que han sido renovados y reconstruidos varias veces en los mil años de existencia del monumento, como han demostrado excavaciones de investigación pasadas y recientes.
 
daf4
 
La iglesia del Monasterio, dedicada a la Asunción de la Virgen María, data – como mencionamos - del siglo XI. y pertenece al estilo octagonal, adoptado en el período bizantino medio de una serie de importantes monumentos como las iglesias de San Lucas y Nea Moni de Quíos. Todavía no está claro si este estilo se originó en Constantinopla. Su característica principal son las grandes dimensiones de la cúpula y la forma en que se apoya sobre ocho pilares, dispuestos simétricamente a los lados de ese grande espacio central. En las esquinas del edificio hay varias capillas.
La construcción extremadamente meticulosa del Katholikon, con estructuras rodeadas por una serie de ladrillos, la rica decoración de cerámica alrededor de las ventanas y la decoración suntuosa del interior, con los mosaicos en las paredes, las paredes cubiertas de mármol y la decoración de mármol, de la cual solo se conservan muestras, conectan la creación del monumento con círculos de la corte imperial. La decoración de mosaico que cubre las superficies superiores estampa de forma plástica la doctrina de la iglesia. Las figuras, con sus excelentes proporciones y movimientos, al proyectarse sobre una profundidad dorada, parecen relieves y recuerdan las normas clásicas y helenísticas. La expresión en los rostros de los santos se caracteriza por cortesía y su representación se realiza con una habilidad poco común. El Cristo Pantocrátor de la cúpula, la representación más grande en tamaño y escala del Monasterio de Dafní, se impone en la zona central de la iglesia con el rigor y dulzura de su expresión, imposible de capturar en una fotografía. Tras la destrucción de los mármoles, la decoración de la partes bajas del templo principal se completó con frescos, probablemente del siglo XVII., que se conservan en fragmentos y representan varias escenas como el Sacrificio de Abraham, pero también Santos y Jerarcas de la Iglesia, y varios temas decorativos.
 
daf3
 
En el período de su prosperidad, en los siglos Xi. y XII., se construyeron una nueva iglesia octagonal, un refectorio y una capilla para el cementerio. Años más tarde, saqueado por los cruzados francos en 1205, el monasterio fue entregado a la abadía cisterciense Bellevaux por el duque de Atenas, Otto de la Roche, en 1207. Los monjes cistercienses construyeron un claustro y remodelaron el nártex y la pared del recinto, pero no tocaron los mosaicos. Más tarde, Dafní fue recuperado por los monjes ortodoxos después de que Atenas fuera tomada por el sultán otomano Mehmet II, en 1458. Después de la Revolución de 1821 y la fundación del Estado griego en 1830, el monasterio quedó desierto y finalmente se abandonó, para convertirse gradualmente en un sitio arqueológico, después de albergar durante un corto tiempo un cuartel de tropas bávaras, así como el Hospital Psiquiátrico de la ciudad de Atenas. El monasterio ha sido objeto de diversas restauraciones desde 1888 hasta hoy. El trabajo de rehabilitación general del monasterio se intensificó después del terremoto devastador de 1999.
 
 
C.P.
 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Curso de griego moderno en línea por la Universidad de Atenas

Curso de griego moderno…

Diciembre 14, 2016

El Pireo: un destino cargado de historia