¿Esperaría alguna vez que un pequeño pueblo de montaña sirviera como punto de referencia para artistas visuales y músicos? ¿Como un lugar de expresión e inspiración donde, además de los callejones pavimentados y el bosque impresionante, uno puede también encontrar obras de arte y melodías clásicas a 900 m de altitud? En el pueblo de Vamvakou (Βαμβακού en griego), en el corazón del monte Parnón (Πάρνωνας en griego), ¡todo es posible!
 
V1
 
Situado en la península del Peloponeso, a solo unas horas en coche de Atenas, el pueblo de Vamvakou pasó de tener cientos de habitantes, hace unas décadas, a unos pocos residentes permanentes en los últimos años. Viendo la oportunidad de escibir un nuevo capítulo en la historia de Vamvakou, cinco amigos cuyos padres son procedentes de la región, comenzaron a diseñar un plan para resucitar el pueblo. Así, en agosto de 2018, fundaron una empresa social cooperativa llamada Vamvakou Revival, un ambicioso proyecto que forma parte de la Iniciativa Laconia de la Fundación Stavros Niarchos (Stavros Niarchos Foundation Laconia Initiative).
 
La visión de los fundadores sobre el desarrollo sostenible del pueblo tenía como objetivo principal el retorno de un gran número de sus residentes a través de la creación de puestos de trabajo de calidad y condiciones de vida cómodas. Un elemento fundamental del plan fue el mejoramiento y mantenimiento de la infraestructura y de los edificios de Vamvakou. Las actividades comerciales que se llevarán a cabo van a combinar la historia y la tradición auténtica de la región con prácticas innovadoras.
 
V2
 
La primera fase del proyecto consistió en invitar a los visitantes a disfrutar de las oportunidades recreativas que ofrece la riqueza natural del monte Parnón. En la segunda fase, actualmente en curso, el objetivo es desarrollar nuevas actividades relacionadas con la innovación, el agroturismo y el sector agroalimentario, con un énfasis especial en la creatividad. En este marco, hay que destacar las intervenciones artísticas en el pueblo. En julio, en el marco de ArtWorks, el programa de apoyo de artistas de la Fundación Stavros Niarchos, los artistas visuales Iason Megoulas (también conocido como Cacao Rocks), Alexandros Simopoulos y Pavlos Tsakonas visitaron Vamvakou para estudiar su historia y crear murales en un antiguo almacén y otros muros olvidados, introduciendo hitos y planteando preguntas sobre la estética y el uso del espacio público.
 
V3
 
Más específicamente, el patio de recreo del pueblo es la primera parada en la serie de las intervenciones visuales en Vamvakou: Cacao Rocks se inspiró en el lema “Power in Union”, lo que es el título de la obra maestra que domina el muro, una moderna representación del apretón de manos, hecha para recordarnos la igualdad, como valor importante de nuestras sociedades. Caminando hacia el reloj del pueblo, emerge el “halcón”, obra creada por Pavlos Tsakonas, que se inspiró de Gerakaris, un arroyo en el lado este del pueblo. Ese simbolismo (Gerakaris en castellano se traduce como halconero) transmite mensajes de victoria, esperanza y espiritualidad. En el camino a la escuela, entre los árboles, un viejo almacén ha sido transformado en una obra de arte titulada“Another roadside attraction”. El artista es Alexandros Simopoulos y su fuente de inspiracíon ha sido la naturaleza de Vamvakou.
 
Entre otros evento artísticos, destacan las actividades programadas por el grupo musical Oros Ensemble. Este verano, Konstantinos Zigkeridis, Dimitris Karagiannakidis, Apostolis Koutsogiannis, Eirini Krikoni, Giorgos Madikas y Antonis Tsahtanis viven y trabajan en el pueblo con el propósito de realizar varios eventos musicales, teniendo en cuenta todas las medidas contra la propagación del Covid19. Así, el sábado 29 de agosto, está programado un evento, bajo el título “The poets’ music”.
 
V4
 
El equipo de Vamvakou Revival espera que su pueblo pueda servir de modelo para proyectos similares en todo el país y a nivel internacional. “El alejamiento de nuestro pasado es una de las razones de la crisis económica y social que está atravesando Grecia. Olvidamos dónde comenzamos, pasamos por alto nuestro punto de partida y dejamos los pueblos a su suerte […] El propósito es hacer de Vamvakou un ejemplo, un modelo para el resto de nuestro país ”. El proverbio dice que se necesita un pueblo para educar a un niño, pero a veces se necesita gente joven para resucitar un pueblo, y eso es exactamente lo que está sucediendo en el pueblo laconiano de Vamvakou.
 
C.P.
 
Texto original en inglés vía Greek News Agenda

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Curso de griego moderno en línea por la Universidad de Atenas

Curso de griego moderno…

Diciembre 14, 2016

El Pireo: un destino cargado de historia