Κρατώ λουλούδι μάλλον.
Παράξενο.
Φαίνετ’ απ’ τη ζωή μου
Πέρασε κήπος κάποτε.
 
Llevo una flor quizá.
Curioso.
Parece que en mi vida
hubo un jardín alguna vez.
 
(Fotografía 1948, Traducción directa del griego de Nina Anghelidis-Spinedi)
 
an1
 
Kiki Dimoula, una de las voces más importantes de la poesía contemporánea griega, falleció el sábado 22 de febrero de 2020 en Atenas a la edad de 89 años y su funeral tuvo lugar tres días después en el Primer Cementerio de la capital griega. El mundo literario y político del país, así como sus fieles lectores que tanto la adoraban, se quedaron inmersos en la tristeza.
 
Kiki Dimoula (de soltera llamada Radou) nació en 1931 en Atenas. Trabajó durante 25 años en el Banco de Grecia y en 1952 se casó con el poeta e ingeniero civil Athos Dimoulas, con quien tuvo dos hijos. El discurso poético de Kiki Dimoula siguió su propio camino evolutivo, reflejando la influencia de la poesía de Constantino Cavafis y teniendo como elementos básicos la claridad de la expresión, el lenguaje pictórico y la invención de palabras. Su reflexión, claramente orientada hacia los temas de la filosofía occidental sobre la existencia, expresa la búsqueda cuidadosa del significado de la vida humana perecedera.
 
La poesía de Dimoula – la más elogiada y apreciada en la literatura griega contemporánea – es una paradoja, intricada y misteriosa y a la vez enormemente popular. Su lente mágica desfamiliariza todo lo que es familiar comprimiendo distancias entre reinos lejanos, mezclando lo concreto y lo abstracto, lo literal y lo metafórico, lo físico y lo metafísico. Su poesía sobria, profunda, poco sentimental, trasformando sin esfuerzo lo cotidiano en metafísico, apoyándose en los poderosos temas del tiempo y del destino, haciéndolos completamente suyos, le ha ganado el respeto de los lectores que siguen su obra de una manera casi religiosa.
 
an2
 
Miembro de pleno derecho de la Academia de Atenas, obtuvo numerosos reconocimientos por su obra poética, entre los cuales habría que destacar el Premio Europeo de Literatura (Prix Europeen de Litterature - Rencontres Europeennes de Litterature, Estrarburgo) en 2009, el Gran Premio Estatal de Literatura por el conjunto de su obra en 2010, el Premio Kostas y Eleni Uranis de la Academia de Atenas (1985), el Aristío de las Letras de la Academia de Atenas (2001).
 
Parte de su obra ha sido traducida en varias lenguas, entre ellas, en español. Entre su obra traducida al castellano se encuentra “La pasión de la lluvia”, editada por Point de Lunettes, “Símbolos solubles” en traducción de Nina Anghelidis con la colaboración de Juan Antonio González Iglésias, editada por Linteo, y la traducción de Nina Anghelidis-Spinedi para las Ediciones El Imaginero del 1989 (Dimoulá, Kikí, Poemas. Traducción de Nina Anghelidis-Spinedi. Buenos Aires: Ed. El Imaginero, Serie Poesía Moderna Griega, folio 3).
 
 
Imágenes por Michalis Anastasiou, www.michalisanastasiou.com
 
 
 
[Texto en español: C.P., redacción: A.K.]

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Curso de griego moderno en línea por la Universidad de Atenas

Curso de griego moderno…

Diciembre 14, 2016

El Pireo: un destino cargado de historia