El primer ministro, Antonis Samarás, concluyó el lunes 21 de octubre su visita a Malta e Italia, centrada en el tema de la inmigración ilegal que iba a debatirse en el Consejo Europeo del 24 y 25 de octubre.

En su reunión con su homólogo maltés, Joseph Muscat, Samarás caracterizó la migración de “horrible tráfico de personas" y pidió la cooperación y solidaridad de todos los países europeos para afrontar el problema, sin olvidar de subrayar la difícil posición geográfica de Grecia y Malta que les convierte en “guardianes de las fronteras europeas del sur”. 

El mismo dia, el primer ministro se reunió con su homólogo italiano, Enrico Letta, con quien analizó el tema de la cooperación de las dos presidencias de la UE que aspiran a promover un nuevo enfoque sobre la migración. A este respecto, los dos líderes anunciaron la creación de un comité conjunto que apoyará ambas presidencias a partir de la conclusión del Consejo Europeo el 25 de octubre. Sobre la cuestión de la inmigración ilegal, Samarás hizo hincapié en la necesidad de un enfoque pragmático y humano y pidió una política europea común.

Por su parte, Letta subrayó que Frontex (la agencia de cooperación de control de fronteras y migración) debe ser reforzada, pidió la racionalización de los procedimientos de asilo a nivel europeo y anunció su intención de instaurar EUROSUR, un sistema paneuropeo de vigilancia de fronteras que comenzará sus trabajos el 2 de diciembre.


banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Curso de griego moderno en línea por la Universidad de Atenas

Curso de griego moderno…

Diciembre 14, 2016

El Pireo: un destino cargado de historia