El museo de Arquímedes, (uno de los matemáticos, físicos, inventores y astrónomos más grandes de la antigüedad y también padre de  la ciencia mecánica) es un museo dedicado a la ciencia antigua. El trabajo de Arquímedes en el campo de  ingeniería, geometría, matemáticas y física estableció las bases de la ciencia moderna, ya que este verdadero genio de la ciencia dedicó su vida entera a la investigación y a los experimentos.

A Arquímedes se le atribuye también el origen de la frase célebre “eureka” (en griego: lo he descubierto) que fue enunciada por él tras haber descubierto, de manera accidental, imprevista y repentina, algo que por mucho tiempo se consideraba incomprensible. Además, según la leyenda, otra frase famosa que se le atribuye al gran matemático fue la siguiente: “no molestes a mi círculos”, (en latín: Noli turbare circulos meos) enunciada algunos minuntos antes de ser asesinado, anciano ya, por un soldado romano mientras que el gran pensador contemplaba algunos diagramas matemáticos (círculos) que había dibujado sobre la arena de una playa de Siracusa.

arquimedes

Las máquinas, herramientas, armas de asedio, gruas, sistemas hidráulicos, incluso los primeros instrumentos astronómicos y otros inventos de Arquímedes como el "tornillo de Arquímedes",  se exhiben acompañados de información y textos explicativos (en inglés y en castellano), de material audiovisual, fotografías,  pósters gigantes, dibujos, proyecciones etc. Algunos de los artículos que se exhíben son interactivos. Es un museo que no hay que perderse ya que todos los inventos de Arquímedes influyeron en el pensamiento de Newton, de Galileo, de Leonardo  Da Vinci.  

Este museo alberga la memoria científica, tecnológica, histótica de la antigüedad y fue declarado por FlightNetwork's Top 10 como uno de  los Museos Secretos Mejor Guardados de Europa.(Europe's Best Kept Secret Museums).Es un museo creado a iniciativa privada y la entrada es gratuita. (A.Pap) 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica