En medio de una coyuntura crítica y con una agenda especialmente cargada se celebró en El Cairo, el martes 11 de octubre, el encuentro trilateral entre el Primer Ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y los Presidentes de Chipre y Egipto, Nikos Anastasiadis y Al-Sisi respectivamente. Se trata de la cuarta cumbre trilateral entre los tres países; la anterior había sido celebrada en diciembre del 2015, en Atenas. Estas citas trilaterales que Grecia y Chipre han establecido con Egipto y, también, con Israel, son consideradas como un exitoso modelo  de colaboración entre países.  Al menos, eso es lo que prueba el hecho de que otros tres países de la zona, Jordania, Líbano y Palestina, se preparan para establecer este tipo de encuentros. El siguiente encuentro entre Grecia, Chipre e Israel será realizado a principios de diciembre en Tel-Aviv.

tsipras sisi anastasiadis


Las conversaciones entre los tres mandatarios se centraron en la situación política regional, las relaciones entre la UE y Egipto, la cuestión chipriota, el tema de la energía, así como la colaboración entre los tres países en los ámbitos del turismo, agricultura, medio ambiente, transportes marítimos y aéreos y el comercio.


Concretamente, en lo que concierne a  la cuestión de Chipre, los tres dirigentes reafirmaron su apoyo a las negociaciones por una solución que reunifique la isla en virtud del derecho internacional y las resoluciones de la ONU.  Se pusieron de acuerdo, además, en reforzar la colaboración trilateral en varios ámbitos de interés común, teniendo como objetivo principal impulsar la paz, la estabilidad, la seguridad y el bienestar en el Oriente Medio.


Alexis Tsipras resaltó que para Grecia esta cooperación trilateral constituye uan “opción estratégica para la promoción de la paz, la seguridad y la estabilidad en una zona especialmente frágil”  y reafirmó que las conversaciones trilaterales fueron acaparadas por los acontecimientos regionales, destacando la necesidad de “respetar el derecho internacional y los principios de buena vecindad como base para el desarrollo de las relaciones entre los países del Mediterráneo Oriental”.


Por su parte, el Presidente egipcio calificó las conversaciones de “constructivas”  subrayando que las relaciones entre los tres países “se basan en intereses mutuos, así como en el deseo común de preservar la estabilidad y la seguridad a la luz de todo lo que ocurre en nuestra región”.
Concluido el encuentro, los tres líderes plantaron tres olivos en los jardines del palacio presidencial de Egipto en un gesto simbólico de su mutua amistad y cooperación.

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Llegarás a Grecia

Llegarás a Grecia

Agosto 10, 2016