Por primera vez en su historia, el célebre Palacio de Cnosós, en Creta, alberga un espectáculo especial con el propósito de dar a conocer al público la desconocida historia de Minos Kalokerinós, el hombre que realizó la primera excavación en Cnosós. Se trata de la “ópera Minos”  de Mariella Sfakianakis, bisnieta de Kalokerinós cuyo nombre y trabajo quedaron ensombrecidos por los del arqueólogo inglés, Arthur John Evans, quien se llevó toda la gloria de los descubrimientos minoicos.
 
La ópera adquiere la forma casi de un documental en la medida en que se basa en hechos reales. “Concretamente, relata la historia de mi bisabuelo,
Minos Kalokerinós, quien había excavado en Cnosós 22 años antes de que lo hiciera Evans”, explica Mariella Sfakianakis, en una entrevista concedida a la Agencia de Prensa de Atenas.
 
KALOKERINOSMinos Kalokerinós nació en Heraklion, en 1843. Era el hijo más joven de Andreas Kalokerinós, propietario de los terrenos del emplazamiento de Knossós. Tras la muerte de su padre, se dedicó junto a sus hermanos a gestionar las enormes propiedades familiares. Paralelamente fue Vicecónsul de España e intérprete del Consulado británico en Heraklion. Era un profundo conocedor de los autores antiguos griegos y amante de la arqueología. Estaba convencido de que Cnosós existía y se propuso sacarla a la luz. Por eso compró los terrenos donde creía que estaba enterrada Cnosós y empezó a excavar, en 1878. 
 
Sus excavaciones no duran más que tres semanas a causa de una prohibición dictada por las autoridades turcas que a la época dominaban la isla. No obstante, Kalokerinós en ese breve espacio tuvo tiempo de descubrir una parte importante del ala oeste del Palacio llegando hasta la antecámara del salón del trono. Sus hallazgos atraen el interés de numerosos arqueólogos e historiadores extranjeros dispuestos a seguir las excavaciones de Kalokerinós. La Escuela Arqueológica Francesa es la primera en manifestar su interés, en 1880,  pero el Pachá de Creta no accede a su petición. Similar suerte tuvo el arqueólogo Heinrich Schlieman (1886) a pesar de que ya descansaba sobre los laureles del descubrimiento de Troya.  Fue, finalmente, Arthur John Evans  quien consiguió el anhelado permiso, llevándose la gloria del descubrimiento (1900) del legendario Palacio del Rey Minos.
 
Los hallazgos de Kalokerinós pasaron a formar parte de su propia colección. Durante los actos violentos perpetrados por los Turcos, en 1898, su casa fue saqueada y, además, perdió a su hijo, su hermano y su sobrina, así como todos los hallazgos de sus investigaciones. Solamente unos pocos objetos pudieron salvarse los cuales Kalokerinós donó a los museos de Grecia, París y Londres con el fin de estimular el interés por el emplazamiento arqueológico de Cnosós y asi  asegurar la continuación de las excavaciones.
 
¿Y cómo consiguió estimular el interés de los arqueólogos? Pues con el envío de fragmentos de sus hallazgos como regalo. Aquí, hay que anotar que una ley turca a la sazón vigente le daba el derecho de quedarse con la tercera parte de los hallazgos encontrados.  Entre los destinatarios de los regalos estaban los Museos de Louvre, Madrid, Roma y Oxford. Es así como Kalokerinós contacta con Arthur Evans con quien mantiene una constante correspondencia.
 
Poco después de la liberación de Creta, en 1898, Evans compra los terrenos de la excavación y continúa las investigaciones sin jamás nombrar a su predecesor. A partir de 1900, Arthur Evans reanuda las excavaciones de una forma sistemática y, unos años después, trae a la luz el palacio minoico que ocupa un espacio de 22.000 metros cuadrados. Los hallazgos testimonian la presencia humana en el yacimiento de Cnosós desde el Neolítico (6800 a. C.) llegando hasta el periodo Postpalacial (1300 a. C.).
 
Actualmente, mientras Evans es honrado con una estatua erigida en la entrada del sitio arqueológico,  Kalokerinós es conmemorado solamente con el nombre de una calle en el centro de Heraklion.
 
KNOSSOS 1
 
 
El Palacio de Cnosós
 
Es el más importente de Creta. El sitio arqueológico está situado a 5km al sudeste de Heraklion sobre el antiguo camino hacia Acharnes  (Ajarnés). El palacio fue construido  poco después del año 2000 a. C., destruido hacia 1700 y reconstruido  inmediatamente; volvió a destruirse parcialmente en 1650 y totalmente en 1450 a. C. Es el prototipo de los palacios minoicos descubiertos, con un enorme  patio central rectangular que divide el palacio en dos alas con distintas plantas.
 
Informaciones útiles
 
La ópera Minos tendrá lugar en el patio central y será presentada por los conjuntos musicales de la radiotelevisión griega (ERT) y su orquesta sinfónica bajo la batuta de Zoi Zeniodi.
Tendrá lugar el 28 de septiembre en Cnosós (con invitación) y el 29 en Heraklion (Kipotheatro).
 
Sitio arqueológico de Cnosós
Tel.: +30 2810 231940 , Fax: +30 2810 241515
Horario:
01 ab – 31 oct. de lunes a domingo: 08 :00 - 20 :00
01 nov – 31 mar. de lunes a domingo: 08 :00-17 :00
 
M.A.
 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Llegarás a Grecia

Llegarás a Grecia

Agosto 10, 2016