Los museos griegos, que en su mayoría son arqueológicos, albergan obras y colecciones de incalculable valor histórico sobre la antigua Grecia. Pues registrar y preservar este inmenso valor histórico-artístico ha sido la labor de la Fundación Yannis Latsis iniciada en 1997 que consistía en publicar anualmente un volumen, en griego y en inglés, dedicado cada año a un museo, monumento o emplazamiento arqueológico distinto, con el propósito de crear una serie de álbumes que con su validez científica y su particular aproximación estética contribuyan a un conocimiento más profundo sobre la historia de la civilización griega.

Se trata de publicaciones de lujo que no se comercializan; se distribuyen única y gratuitamente a destinatarios selectos, a saber universidades, bibliotecas, museos, servicios arqueológicos y diversas instituciones culturales en Grecia y en el extranjero.

http://www.latsis-foundation.org/

Este recorrido museístico se inició, en 1997, con el primer volumen dedicado al Museo Benaki, uno de los primeros en Grecia que funcionan como Fundación de Derecho Privado. Con sus extensas áreas de exhibición, que cubren toda una amplia gama de expresiones artísticas, responde a las distintas necesidades socio-culturales de la sociedad ateniense. Por eso y por su compleja estructura ofrece un ejemplo tal vez único entre el conjunto de las instituciones museísticas de Grecia.

El viaje continuó el año siguiente (1998) con el antiguo Museo de la Acrópolis ubicado en la roca sagrada, junto al Partenón. A pesar de su espacio limitado, el museo en cuestión albergó durante mucho tiempo las obras maestras de la escultura griega antigua que no solo marcaba el pulso de la vida de la ciudad de Atenas sino también el espíritu de sus antiguos habitantes. La democracia, la justicia y la razón fueron valores inventados bajo el sol de Ática y definieron el prototipo ideal de hombre.

Tras un paréntesis de dos años, la publicación del año 2001, dedicada al Museo Arqueológico del Pireo, fue una agradable sorpresa que vino a echar luz sobre la representación de la vida y el arte de una comunidad urbana progresiva que sentó las bases materiales para la Atenas de Pericles. La variedad y excelente calidad de las piezas expuestas nos introducen a la vida de una ciudad que encarnaba los principios y los valores de la Grecia clásica.

En 2002 la Fundación optó por presentar uno de los mayores centros sagrados del mundo antiguo, el sitio arqueológico de Eleusis y su Museo Arqueológico. El sitio, donde se celebraban los legendarios Misterios de Eleusis -ritos anuales de iniciación al culto a las diosas Deméter y Perséfone-, es uno de los más interesantes de Grecia no solamente por su tamaño o por su buen estado de conservación sino, también, por el ambiente místico que exuda. En el siglo VIII a. C. el santuario adquirió un carácter panhelénico y sus fiestas llegaron a ser de las más importantes de Atenas.

http://www.latsis-foundation.org/

La edición de 2003 fue dedicada a Delos, un islote cicládico de 5 km de largo y sólo 1,3 km de ancho. La isla sagrada de Delos fue el lugar de nacimiento y el principal santuario dedicado a Apolo, dios del cielo por excelencia y uno de los más importantes de panteón griego. Actualmente, no se ve más que los vestigios hallados en las excavaciones arqueológicas que llevan realizándose sistemáticamente en la isla desde 1872 hasta nuestros días. De las 95 hectáreas que ocupa en total el recinto arqueológico sólo las 25 han sido excavadas.

En 2004 el paseo arqueológico hizo una parada en Macedonia, concretamente en el Museo Arqueológico de Tesalónica uno de los más importantes de Grecia. Alberga antigüedades de un valor inigualable que abarcan el período desde los primeros asentamientos organizados del Neolítico hasta las obras elaboradas de metal, oro, vidrio y cerámica y desde las preciosas ofrendas funerarias de las tumbas macedonias hasta las excepcionales esculturas y santuarios de las épocas arcaica y helenística.

En la larga historia de la civilización griega, Creta ha tenido un papel primordial. Por eso, el Museo Arqueológico de Heraklion, -que debe su fama y la gran afluencia del público a la impresionante colección minoica que testimonia una de las grandes culturas pre-helénicas del período del Cobre y del Bronce-, acapara la publicación del 2005. Todos los objetos expuestos proceden exclusivamente de las excavaciones arqueológicas realizadas en la isla de Creta, entre las cuales destacan el Disco de Festós (Phaistos), la Diosa de las serpientes y los fragmentos de los fabulosos frescos originales del Palacio de Knosós.

Un año más tarde la Fundación visitó el sitio arqueológico y el Museo de Delfos, el mayor centro religioso del mundo griego y símbolo de su unidad en el siglo VI a. C. Situado en la ladera del Monte Parnaso, Delfos constituye un conjunto artístico-arqueológico único, una obra maestra compuesta por varios monumentos (templos, tesoros, etc.) que ponen en evidencia los valores materiales y espirituales de un lugar que podría ser calificado de mágico.

http://www.latsis-foundation.org/

Sin embargo la publicación que marcó un hito en este recorrido por los museos fue la de 2007 dedicada al Museo Arqueológico Nacional, el mayor de Grecia y uno de los más importantes del mundo. Con una riquísima colección de más de 11.000 piezas halladas en todos los puntos del mundo griego, ofrece al visitante un amplio panorama de la antigua civilización griega desde los comienzos de la prehistoria hasta la antigüedad tardía. Está albergado en un imponente edificio neoclásico del siglo XIX que constituye una muestra representativa del patrimonio arquitectónico moderno del país heleno.

El sitio sagrado de la antigua Olimpia y su Museo Arqueológico fueron presentados en el volumen del 2008. Declarada Patriminio de la Humanidad por Unesco en 1989, fue habitada desde tiempos prehistóricos; pero es a partir del siglo X a. C. cuando se convierte en centro de culto a Zeus, padre de los dioses. Además de los templos, en el sitio se conservan todas las instalaciones deportivas destinadas a la celebración de los Juegos Olímpicos, iniciados en el año 776 a. C. y celebrados cada cuatro años.

Un año después, en 2009, la Fundación rinde homenaje a Maratón y su Museo Arqueológico con motivo del cumplimiento de 2500 años desde la homónima batalla histórica. El valle de Maratón es íntimamente ligado a la historia de la batalla, cuyas dimensiones míticas son aún más destacadas por la simplicidad de las piezas que testimonian la vida diaria en aquella época.

La duodécima edición de la serie "El ciclo de los Museos" fue dedicada al Museo Arqueológico de Tebas, pretendiendo con esa selección contribuir a la promoción de la riqueza de museos menos conocidos por el gran público pero igual de importantes. El Museo de Tebas alberga piezas de la vida y creación cultural de diversas regiones griegas. Tebas, la tercera potencia hegemónica de la antigua Grecia, jugó un papel primordial en el desarrollo del antiguo milagro cultural helénico.

http://www.latsis-foundation.org/

En 2011, la serie editorial vuelve a Macedonia pero, esta vez, a su antigua capital, Pella, cuna de la cultura macedonia. Esta edición no sólo presenta el nuevo museo que abrió sus puertas en 2009 sino, también, las estructuras de organización y funcionamiento de una ciudad de la antigüedad. La variedad y calidad de los hallazgos arqueológicos testimonian la identidad de los habitantes de Macedonia, sus orígenes y lenguas helénicas, los dioses que adoraban, su educación y su cultura.

En 2012 les tocó el turno a los Museos y sitios Arqueológicos de isla de Samos, coincidiendo con la conmemoración de su incorporación al Estado griego. Ciudad natal del gran filósofo y matemático Pitágoras, esta pequeña isla del Egeo, próxima al Asia Menor, fue lugar de asentamiento de sucesivas civilizaciones desde tres milenios antes de nuestra era. Todavía hoy se pueden contemplar en ella vestigios de los monumentos griegos y romanos del antiguo puerto fortificado Pitagoreo, así como el templo Hereo santuario dedicado a la diosa Hera Samia y la obra maestra de ingeniería “El túnel de Eupalino”. Los tres sitios han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1992.

El volumen del año 2013 fue dedicado a Egás, la primera capital del reino de Macedonia. El monumental palacio real, profusamente ornamentado con mosaicos estucos pintados, y la necrópolis que cuenta con más de 300 tumbas algunas de las cuales datan del siglo XI a. C., son los restos más importantes hallados. Una de las sepulturas reales, el Gran Túmulo, sería la tumba de Filipo II quien habiendo conquistado todas las ciudades griegas preparó la expansión del mundo helénico llevada a cabo por su hijo Alejandro.

En 2014 fue presentado Keramikós, un sitio arqueológico perenne y vibrante que, además de contener el cementerio de la antigua Atenas, era el punto de partida de la procesión de las Panateneas, mientras que su nombre propio se convirtió en sinónimo del arte de la cerámica.

La última edición de 2015 fue dedicada a Micenas, excelente testimonio de una de las mayores civilizaciones, la micénica, que dominó la región del Mediterráneo oriental entre los siglos XV y XII a. C. desempeñando un papel esencial en el desarrollo de la cultura de la Grecia clásica.

 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica