Rafting es diversión, emoción y trabajo en equipo; consiste en descender ríos de aguas bravas en una lancha neumática, con la ayuda de remos y acompañados por un monitor, sorteando las rocas del camino y evitando la caída al agua.

Se practica en grupo para compartir emociones, riesgo, risas y adrenalina a tope. Grecia continental esconde numerosos ríos de densa vegetación a lo largo de sus orillas, ofreciendo así asombrosas oportunidades para hacer rafting.Árajzos, Aoós y Voidomatis, los tres en la región de Epiro, son sólo algunos de los muchos ríos que prometen gran excitación a los balseros, sean expertos o novatos.El río Árajzos es una elección ideal para los que buscan la acción en vez de solamente una experiencia tranquila. Está situado en la zona de Tzumerka, que en realidad se trata de un conjunto de varios pueblos pequeños de los cuales destacan Syrrako, Kalarrytes y Pramanda. El rafting aquí es una actividad original y recreativa, principalmente adecuada para gente con experiencia, ya que la mayoría de las rutas son clasificadas entre el grado 3 y 5 de dificultad. 


Los ríos Voidomatis y Aóos están ubicados en la región de Zagori, perteneciente al famoso conjunto de Zagorojoria que se compone de 46 pueblecitos muy pintorescos. El descenso del cauce de Voidomatis ofrece una rutas y vistas maravillosas y accesibles a todos por sus aguas planas, razón por la cual es considerado ideal para familias. Aóos, por el contrario, es para gente que busca la excitación del rafting desafiante. 

Ambas regiones, Tzumerka y Zagori, ofrecen, además del rafting, una amplia serie de actividades paralelas de ocio y de aventura. Están rodeadas de altas cimas, barrancos y cañones de una flora deslumbrante. Después de un día lleno de actividades, no queda más que degustar los productos y platos locales, como las famosas pitas del Epiro, o sea tartas caseras, beber rakómelo (rakí con miel) y disfrutar de la amabilidad de sus gentes. 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica