Uno de mis lugares favoritos para las vacaciones de verano es la isla de Lefkada. Lefkada es una isla que pertenece al complejo da las islas Jónicas pero, al mismo tiempo, se conecta con la provincia continental de Acarnania mediante un puente flotante, de 50 metros de longitud. Por esta razón es la única isla accesible por carretera. Cada año atrae muchos visitantes que quieren disfrutar de sus famosas playas de aguas de color turquesa y conocer su vida nocturna. Entre ellas merece la pena visitar la de Porto Katsiki, de Káthisma y de Vasilikí, apta para hacer windsurfing, así como la playa de Egremni a la que se accede bajando unos 250 escalones. 

Si alquien desea probar los productos locales, los puede encontrar en todos los sitios; miel, pasteles y turrones, sumada (un tipo de refresco de almendra amarga), salchichas, las famosas lentejas del pueblo de Engluvi, vino tinto y blanco son algunos de ellos. Por último, desde Lefkada se tiene la oportunidad de hacer pequeñas excursiones en barco a las islas cercanas de Meganisi o Skorpiós, la isla de Aristotelis Onassis.

[Katerina Mija]

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica