El cine griego acaba de marcar un nuevo triunfo. El domingo pasado la película del realizador griego, Aléxandros Avranás, “Miss Violence” ganó el León de Plata a la Mejor Dirección mientras el actor griego, Themis Panu, se hizo con la Copa Volpi a la Mejor Interpretación Masculina por su papel protagonista en la misma película. 

 Previamente, la película había diso galardonada con los premios Arca Cinema Giovani a la mejor película y Fedeora a la Mejor Película Europea. El premio Arca Cinema Giovani es considerado como uno de los más populares del Festival de Venecia dado que su jurado se compone de 70 jovenes entre 18 y 26 años de Italia, Francia y Túnez. 

El premio Fedeora es otorgado por la Unión de Críticos de Cine de Europa y del Mediterráneo y se fundó en mayo de 2010, en Cannes. Sus miembros son críticos de cine profesionales de países de Europa y del Mediterráneo. 


La película “Miss Violence”, segundo largometraje de Avranás quien debutó en el cine en 2008 con el filme “Without”, es una radiografía y un comenrtario contemporáneo sobre la estructura y el funcionamiento de la familia. Una familia griega se entrega al noble y cada vez más complicado ejercicio de sobrevivir en la crisis. Eso sí, por sus propios métodos. Todo empieza cuando una de sus hijas adolescentes se dispone opta por celebrar su undécimo cumpleaños lanzándose al vacío. Anguelikí se suicida y de repente salen a la luz todos los secretos y mentiras, bien guardadas, de la familia que no se muestra para nada asustada por el suicidio. Lo que sigue es la perfecta radiografía de la miseria. Sin ánimo de revelar más de la cuenta, anotar sólamente que el abuelo procura sacar adelante a la prole incitándola a la prostitución, mientras la cámara siguiendo a rajatablas su papel de observador objetivo va descubriendo poco a poco los horribles secretos de una familia aparentemente intachable pero que, en realidad, se está encaminando hacia la decomposición. 

Cada uno, según nacionalidad y barrio, extrae sus propias conclusiones. Superada la primera sensación de fuerte desagrado y disgusto, la película se erige en algo mucho más doloroso que una simple metáfora; una metáfora que hiere. 

El guión firman el propio realizador Alexandros Avranás y Kostas Perulis, mientras la producción es de las empresas Faliro House Productions y Plays2place Productions con el apoyo del Centro griego de Cine.El premio se basó en el hecho que “Miss Violence” es una análisis revelador sobre la violencia doméstica y su relacion con el poder. 

La película viaja esta semana para participar en el Festival de Cine de Toronto, el en marco del homenaje City To City que, este año, está dedicado a Grecia. 


banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica