Situada en las faldas del monte Vermio y atravesada por el río Tripótamos, la ciudad de Veria vivió su época de esplendor en el auge de las dinastías macedonias (época helenística). Siguió siendo importante durante el imperio Bizantino (era la tercera ciudad más importante después de Constantinopla y Salónica ), hecho que queda patente en los innumerables restos de edificios bizantinos que se hallan en la ciudad; más de 50 iglesias bizantinas y post-bizantinas (del total de 72 que se habían construido inicialmente) se conservan, hasta hoy, por lo que se ganó el apodo de “Pequeña Jerusalén”.

En 1864, sufrió un gran incendio que quemó la mayor parte de la ciudad arrasando ocho iglesias y la catedral, la escuela griega y su famosa biblioteca. Hoy, es una ciudad moderna que conserva en buen estado sus barios históricos. Está a 510 km de Atenas y a 68 km de Tesalónica. Es la capital del departamento de Imathia. 

 
Veria es una ciudad muy verde rodeada de una naturaleza frondosa y con muchas fuentes de aguas. Dentro de la ciudad hay fuentes públicas que corren continuamente para evitar dañar la red de suministro de agua de la ciudad. En su parte oeste, uno puede caminar por la orilla del río Tripótamos atravesando todos sus puentes. A 24 km de la ciudad hallamos la estación de ski, Seli, en Kato Vermio un de los pueblos de mayor altitud de Grecia. Desde la plaza mayor de la ciudad (Eliá), llamada “balcón de Veria” hay una vista magnífica a la inmensa llanura que se extiende delante, llena de melocotoneros, el famoso mar de la ciudad. Por el departamento de Imathia corre el río más largo de Grecia, Aliákmonas, con un pantano que ofrece espacios de una belleza única. En el verano, en la orilla del río se organiza un festival de música para jovenes ( River Party). 

La economía de la zona está basada en el cultivo de frutas y hortalizas, sobre todo en la conservación de los melocotones que produce el valle de Imathia. Se conservan en forma de almíbar y en ensalada de frutas, destinados a cubrir la enorme demanda, principalmente, de los países del Europa del este. 

Lugares de interés

 La tribuna de San Pablo 

Un monumento de interés universal y una fuente de turismo religioso para la ciudad. Durante todo el año miles de visitantes llegan de todas partes a Veria siguiendo los pasos de San Pablo. El Apóstol Pablo propagó el cristianismo durante su viaje como misionero a Grecia y pronunció un discurso muy aclamado por el público, en la misma Veria, en el año 54. En este mismo lugar cada año se celebra una evento bajo el nombre “Pablia” 

Sitio arqueológico de San Patapios 

Era el centro de culto de la ciudad antigua y paleocristiana que se sitúa en la parte este de la vía romana Egnatía, que conducía de la puerta norte de la muralla hasta el interior de la ciudad antigua. Entre los restos de edificios de la época romana se descubrieron vestigios de la organicazión de la ciudad durante la época paleocristiana, como son los restos de mosaicos de un baptisterio paleocristiano, una basílica paleocristiana y parte de la abadía de la ciudad. 

Iglesias bizantinas

Veria es conocida no solo por la concentración de iglesias bizantinas y post- bizantinas pero, también, por sus magníficas colecciones de iconos bizantinos. Merece la pena visitar la Iglesia de Cristo o de la Resurrección, la iglesia de San Juan Evangelista (siglo XIIV), la iglesia de los santos Kírikos e Iulita (siglo XVI) y la iglesia de los santos Pedro y Pablo (siglo XI). 


A poca distancia de la ciudad se encuentra la pequeña población de Vergina donde el arqueólogo Manolis Andrónikos descubrió los restos del palacio y de la acrópolis de la primera capital del reino de los Macedonios, la antigua ciudad de Aigés. Los descubrimientos más prestigiosos son el teatro de Vergina donde asesinaron al rey Filipo II, en el año 336 antes de nuestra era, y un conjunto de tumbas reales, la tumba del rey Filipo II, la tumba de Persefone con un magnífico fresco representando su rapto  por Plutón y la tumba del Príncipe Alejandro IV, hijo de Alejandro Magno y Roxane. En la tumba de Filipo II, padre de Alejandro Magno, se encontraron joyas de la antigüedad griega , la urna de oro con los huesos quemados del rey, su corona de oro , armas, un escudo de marfil etc. La tumba tiene dos espacios con una fachada de estilo dórico que se parece a un templo, una puerta de mármol y un fresco único representando una escena de caza. En el pronaos estaba enterrada una de las esposas de Filipo donde se encontró su urna y su corona de oro. Es muy interesante visitar el museo subterráneo de Vergina con las tumbas que preservan sus colores originales y la exposición de todo lo que se halló en la zona, relacionado directamente con la historia de Macedonia. 

Monumentos otomanos

La antigua catedral, el tzasími Junkiar, el kazaktsí, la mezquita Ortá son unas de las iglesias que los otomanos convirtieron en mezquitas desde que se instalaron en Veria, en el siglo XV. La mezquita Medresé es un edificio nuevo del siglo XIX , que se llamó así por la escuela de culto musulmán que está al lado. Es la mezquita mejor conservada de Veria con su alto minarete  que se sitúa en la Plaza del Reloj. 

La sinagoga judía 

En el centro del barrio judío de Veria, Barbuta, encontramos la sinagoga con una decoración interna excepcional. Detrás hay un Mikvé (baño religioso). Hoy está cerrada y  se abre solamente cuando los judíos vienen a rezar. 

Barrios tradicionales

En la mitad del siglo XIX, Veria contaba con 16 barrios. Durante  la ocupación otomana, las tiendas estaban concentradas en el mercado bizantino, el bazar. Los barrios más conocidos que preservan hasta hoy su carácter tradicional son el cristiano ( Kyriótisa) y el judío (Barbuta) . 

Barbuta, el barrio judío, data desde la época romana, del año 50 a. d. C.. Debe su nombre a una fuente que existe hasta ahora. Al principio había una pequeña comunidad de judíos, la cual a finales del siglo XV se multiplicó con la llegada de los sefardíes de España y Portugal. Las casas judías preservan hasta hoy su particular estilo arquitectónico. 

Kyriótisa, el barrio cristiano, trae a la memoria imágenes de la actividad de la ciudad durante el siglo XVIII. Son muy característicos sus callejuelas empedradas y los tejados altos de las casas que casi se tocan entre ellos. Detrás de los patios hay muchas iglesias pequeñas construidas de piedra.

 Museos 

Museo bizantino


El Museo Bizantino está en el molino de Marcos , un edificio industrial de principios de siglo pasado, en el barrio de Kyriótisa. En una superficie total de 720 metros cuadrados se expone una colección amplia de iconos móbiles, frescos de iglesias y edificios públicos, mosaicos, manuscritos, cerámica, monedas, obras de madera y estelas de mármol. El museo fue concebido como un museo regional que se conecta con la cultura de Macedonia del este y oeste, completando las colecciones de Salónica. 

Museo arqueológico

Recién restaurado, atrae a visitantes de todo el mundo que vienen a admirar el rico pasado de la ciudad de Veria. Tiene restos de la época neolítica, como el yacimiento de Nea Nikomedia, el más antiguo que se conoce en Eurora. Hallazgos de la época de hierro provienen del cementerio de Vergina, de los siglos III-II a.d. C. y del sitio arqueológico de Kopanós, donde fue descubierta otra gran ciudad de Macedonia, Mieza. 

Museo de la Educación

Hay una exposición permanente que presenta la evolución de los medios de enseñanza en Grecia ( de la época de las placas de cera hasta los ordinadores). 

Museo de arte popular 

Alojado en la casa señorial de Saráfoglu, expone la riqueza de las costumbres de los habitantes de la zona. Ofrece la ocasión de ver el interior de una casa característica de la zona. 

Gastronomía

La cocina local consiste en carnes guisadas con apio, hinojo o puerro, carnes de caza del monte Vermion, empanadas tradicionales de hojaldre duro y rellenas de puerros, espinacas y queso. Otro plato típico de la zona, que merece ser mencionado, son las judías blancas al horno (fasulondavás). El dulce tradicional de Veria es el ravaní, un pastel de sémola con almíbar y los buñuelos con miel. 


banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica