Situada en la isla del mismo nombre, frente a las costas de Albania y Grecia, la ciudad vieja de Corfú ocupa una posición estratégica a la entrada del Mar Adriático. Posee vestigios arqueológicos que datan del siglo VIII a. C. También cuenta con tres fortificaciones diseñadas por ingenieros venecianos, que durante cuatro siglos sirvieron para defender los intereses del comercio marítimo de la República de Venecia contra el Imperio Otomano. Con el correr del tiempo, las fortificaciones fueron reparadas y parcialmente reconstruidas en varias ocasiones. Las últimas obras fueron realizadas en el siglo XIX, en tiempos de la dominación británica. Los edificios de la ciudad vieja son en su mayoría de estilo neoclásico. Algunos datan de la dominación veneciana y otros de épocas más tardías, en particular del siglo XIX. La integridad y autenticidad de la vieja Corfú hacen de ella un ejemplo excepcional de ciudad portuaria fortificada del Mediterráneo. 
 
En Corfú hay una mezcla de elegantes edificios neoclásicos, palacetes, museos, viejos cafés, joyerías y preciosas iglesias que rezuman elegancia con toques pintorescos reflejando las influencias de los antiguos dominadores. El “Listón” con su conjunto de edificios de arcadas y farolas de la planta baja, confiere a la ciudad un cierto aire parisino, ya que fue construido en el período de la dominación francesa a imitación de la calle Rivoli de París. 
 
Corfú, la primera de las islas del Mar Jónico situada en la entrada del Adriático, fue anexionada a Grecia por un grupo de eretrianos (775-750 a. C.). En el 734 a. C., los corintios fundaron una colonia conocida como Kérkira, situada al sur de la ciudad antigua. Esta ciudad se convirtió en un puesto comercial en el camino a Sicilia y fundó nuevas colonias en Iliria y Epiro. La costa de Epiro y la propia Corfú cayó bajo la influencia de la República Romana (229 a. C.) y sirvió como punto de partida para la expansión de Roma hacia el este. Bajo el imperio de Calígula, dos discípulos del apóstol Pablo, San Jasón, obispo de Iconio, y Sosipater, obispo de Tarso, introdujeron el cristianismo en la isla. 
 
 
Corfú quedó bajo el dominio del Imperio de Oriente en el año 336, momento de la división del Imperio Romano, y tuvo un largo período de disturbios. La población fue abandonando poco a poco el casco antiguo y se instaló en la península con dos cabos, Corifí, donde hoy se levanta la antigua ciudadela. Los venecianos, que comenzaban a desempeñar un papel decisivo al sur del Adriático, llegaron en ayuda de un Bizancio debilitado, y al mismo tiempo, defendieron su propio comercio con Constantinopla contra los intereses del príncipe normando Roberto Guiscardo. Corfú fue conquistada por los normandos en 1081 y regresó al Imperio Bizantino en 1084. 
 
Después de la Cuarta Cruzada y del saqueo de Constantinopla por los cruzados en 1204, el Imperio Bizantino fue desmantelado, y a cambio de su apoyo militar, los venecianos obtuvieron bases navales que necesitaban para controlar el Egeo y el Jónico incluyendo Corfú, que ocuparon brevemente, entre 1204-1214. Durante el siguiente medio siglo, la isla cayó bajo el gobierno de los déspotas de Epiro (1214-1267), y luego bajo los angevinos de Nápoles (1267 -1368), que la utilizaron para apoyar su política contra el Imperio Bizantino. La pequeña ciudad medieval creció entre los dos cabos fortificados por el Castillo del Mar, bizantino, y Anjou Castillo de Tierra, protegida de una muralla defensiva fortificada con torres. Escrituras de la primera mitad del siglo XIII nos ilustran sobre la separación de los poderes administrativos y religiosos entre los habitantes de la ciudadela y las partes periféricas de la ciudad que ocupaba lo que hoy es la Spianada (Explanada). 
 
 
Las obras de continua mejora y la expansión del perímetro amurallado medieval reflejan la importancia del papel económico y estratégico de Corfú durante los cuatro siglos de dominación veneciana. A principios del siglo XV, la actividad se concentró en la ciudad medieval, con el desarrollo de las instalaciones portuarias (muelles y arsenales) y continuó con la renovación de las defensas. A principios del siglo siguiente, un canal fue excavado, separando la ciudad medieval de sus suburbios también medievales. 
 
Entre 1669 y 1682, el sistema defensivo del oeste se reforzó aún más con una segunda muralla, obra del ingeniero militar Filippo Vernada. En 1714, los turcos trataron de reconquistar Morea (Peloponeso), pero la resistencia veneciana se incrementó cuando las fuerzas turcas llegaron a Corfú. El apoyo de la flota cristiana y una victoria austriaca en Hungría en 1716 ayudaron a salvar la ciudad. El comandante de las fuerzas venecianas en Corfú, Giovanni Maria von Schulenburg, se ha inspirado en los diseños de Filippo Vernada para dar el toque final a este enorme complejo fortificado. Las defensas exteriores occidentales se vieron reforzadas por un conjunto de obras en las alturas de dos montañas, Abraham y Salvatore. 
 
El Tratado de Campo Formio (1797) marcó el fin de la República de Venecia y Corfú pasó a dominación francesa (1797-1799) hasta que Francia se retiró antes de la alianza ruso-turca que fundó la República Federal de Siete Islas, donde Corfú se convirtió en la capital (1799-1807). El nuevo trazado de las fronteras territoriales en Europa después de la caída de Napoleón hizo de Corfú, después de una nueva y breve ocupación francesa (1807-1814), un protectorado británico que duró medio siglo (1814-1864). 
 
En 1864, la isla formó parte del Reino de los Helenos. Las fortalezas fueron desarmadas y varias secciones de la muralla y de las defensas demolidas. La isla se convirtió en un popular destino de vacaciones para la aristocracia de Europa. La vieja ciudad fue gravemente dañada por los bombardeos en 1943. A las víctimas humanas se añadió la destrucción de muchos edificios residenciales y públicos (el Parlamento Jónico, el teatro y la biblioteca), catorce iglesias y varios edificios en la antigua ciudadela. En las últimas décadas, el crecimiento progresivo de la nueva ciudad se ha acelerado con la expansión del turismo. 
 
 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Llegarás a Grecia

Llegarás a Grecia

Agosto 10, 2016