Kérkyra o Corfú forma parte de las islas jónicas -un conjunto de siete islas conocido como “Heptánesos”- y está situada al norte del Mar Jónico. Tiene 110.000 habitantes, una longitud de 85 km y un promedio de anchura de 18 km. 

Su capital, con 45.000 habitantes aproximadamente, lleva el mismo nombre que la isla, Corfú, y es la mayor y más bella ciudad medieval de Grecia. Su historia se remonta a los tiempos de Homero: Jasón y los argonautas se refugiaron allí mientras Ulises hizo en Corfú su última parada antes de poner pie en su añorada Ítaca. Por su posición geográfica ha servido siempre de puente entre Occidente y Oriente. Durante su larga ocupación veneciana fue convertida en una plaza fuerte y, en 1797, fue tomada por Napoleón hasta 1814 que tocó a los ingleses cuyo dominio duró hasta 1864 que fue cedida a Grecia.
 
palia poli kerkyra
 
Elogiada por Homero, Goethte, Oscar Wilde, Laurence Durrel y otros escritores y poetas, Kérkyra es una de las más hermosas islas de Grecia. Miguel de Cervantes no escribió, pero combatió en Corfú en 1572, un año después de la batalla de Lepanto. Es uno de los lugares más visitados del país gracias a su carácter polifacético que emana de su larga y relevante historia y su incomparable belleza natural. Por esta razón ofrece al visitante un abanico muy variado de opciones y posibilidades.
 
La ciudad vieja de Corfú se encuentra encajada entre la antigua fortaleza de origen bizantino y la nueva construida por los venecianos para defender los intereses del comercio marítimo de la Serenísima República de Venecia contra el Imperio Otomano. Con el paso del tiempo, las fortificaciones fueron reparadas y parcialmente reconstruidas en varias ocasiones. Las últimas obras fueron realizadas en el siglo XIX, en tiempos de dominación británica. Algunos edificios de la ciudad vieja datan de la época veneciana y otros de épocas más tardías, en particular del siglo XIX.
 
καντούνιEl casco antiguo de la ciudad es un laberinto de callejuelas de especial interés arquitectónico.

Hay una mezcla de elegantes edificios neoclásicos, palacetes, museos, viejos cafés, joyerías y preciosas iglesias que rezuman una elegancia con toques pintorescos reflejando las influencias de los antiguos dominadores. “Listón”, conjunto de edificios de arcos y faroles en la planta baja, confiere a la ciudad un cierto aire parisino, ya que fue construido en el período de la dominación francesa a imitación de la calle de Rivoli en París.

Actualmente, es lugar de encuentro para todos los corfiotas. Delante del Listón se extiende la Spianada (explanada), antigua plaza de armas al estilo veneciano, la mayor de Grecia o de Europa, según los corfiotas. Al norte de la plaza está el museo de Arte Asiático, instalado en el interior del Palacio de San Miguel y San Jorge construido en las primeras décadas de la ocupación inglesa del siglo XIX, al estilo neoclásico. Hay otros museos en la ciudad que pueden ser de interés si al visitante le gusta el arte: uno es el museo arqueológico, que acoge los restos encontrados en Corfú en numerosas excavaciones; el museo de Arte Bizantino y Postbizantino. El gran poeta griego Dionisio Solomós, autor del himno nacional griego, que falleció en Corfú, posee también un museo en la capital.
 
La integridad y autenticidad de ciudad vieja hacen de Corfú un ejemplo excepcional de ciudad portuaria fortificada del Mediterráneo y expliquan porqué la ciudad vieja de Corfú forma parte del Patrimonio Cultural Mundial protegido por UNESCO.
 
μπάνταLos ciudadanos de Corfú son amantes de las letras y las artes. En Corfú, en 1840, se fundó la primera orquesta filarmónica, la Sociedad Filarmónica de Corfú, que sigue funcionando hasta hoy. El Festival Internacional de Música que se celebra del 1 al 30 de julio en Corfú, encaja en esa tradición. También, en verano se celebra un festival de Críquet (una reminiscencia del dominio inglés) y suele haber espectáculos de luz y sonido, desde mayo hasta septiembre, en la vieja fortificación. En Corfú se creó la primera Academia Jónica, en 1824, siendo la primera institución académica de la Grecia moderna.
 
En el aspecto folclórico, Corfú presenta un atractivo especial, con costrumbres y tradiciones muy particulares que se mantienen vivas, como por ejemplo las de Semana Santa que culminan el Sábado Santo con la famosa "Rotura de Jarras".

Una curiosa tradición que siempre ha atraido la atención de lugareños y visitantes y que consiste en lanzar desde las ventanas de las casas grandes jarras de cerámica llenas de agua que, naturalmente, se rompen produciendo un ruido estrepitoso.
 
λιστόν
La leyenda popular quiere que ese ruido espante al diablo anunciando le resurrección de Cristo. Es muy espectacular “la rotura de jarrones” desde el edificio del Listón. La catedral del “milagroso” San Spiridon, que acoge los restos del patrón de la ciudad, es el mayor centro de culto no solamente para los habitantes de la isla y los griegos, sino para muchos filigreses, principalmente ortodoxos de Europa del Este. Destaca el estilo arquitectónico de la iglesia con su torre de campanario rojo, visible desde todas partes.
 
Por supuesto no se puede hablar de Corfú sin hacer mención especial a su aspecto gastronómico que abarca una variedad de platos típicos basados en una interesante mezcla de influencias italianas, griegas y francesas. Hay numerosas recetas que sólo se elaboran en Corfú, como sofrito, pastichada y burdeto. El vino y el aceite locales son de alta calidad, y es interesante probar también otros productos de Corfú como la tsitsibira, el licor de Kum-Kuat, la mantolata y el queso graviera. En Corfú se encuentra, también, el famoso restaurante “Etrusco” distinguido por la Guía Michelin 2013.
 
Todo lo anterior, combinado con los paisajes verdes y las maravillosan playas que se extenden a lo largo de los dos lados de la isla (jónico y adriático), garantiza una estancia única e inolvidable.
 
Alrededores
 
ποντικονήσιPontikonisi y Kanoni. A unos 4 Km al sur de Corfú, se encuentra el monasterio de Panayía Vlaherna: uno de los más fotografiados por los turistas debido a que se halla en un islote unido a tierra por una escollera. Se trata del famoso Pontikonisi donde se supone que Ulises fue abandonado por los feócios. Antes de llegar a Kanoni, está el palacio de ‘Mon Repos’, antigua residencia veraniega del gobernador inglés y después de la familia real griega, utilizada actualmente como museo.

En la colina de Analipsis pueden visitarse los restos de un templo dórico del siglo VI, una fuente y los restos del templo consagrado a la diosa Artemisa. 
 
achilionAjílion. A 9 km al sur de la capital se encuentra el palacio de finales del siglo XIX, diseñado por el arquitecto Raffaele Carito para que fuera la residencia veraniega de la famosa emperatriz Isabel de Austria, más conocida como Sisi.
 
Paleokastritsa es un pueblo turístico al noroeste de Corfú con bahías de notable belleza y mucha vegetación y un monasterio consagrado a la Virgen que ofrece a los visitantes una vista preciosa hacia el mar adriático.

También, la fortificación bizantina de Anjelokastro, del siglo XII, posee una vista tan excepcional que se la conoce como Bella Vista. Si, además, quiere sellar el día con una sensación única, haga coincidir su visita con un atardecer en el pueblo de Pélekas. La puesta de sol quedará impresa en la mente. 
 
paleokastritsa bay
 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Llegarás a Grecia

Llegarás a Grecia

Agosto 10, 2016